‘Posible triunfo del NO en referendo causará división en Bolivia’

  • Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia.

    Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia.

El vicepresidente de Bolivia se mostró preocupado por la fragmentación y confrontación del pueblo en caso de un eventual triunfo del NO en el referendo del próximo 21 de febrero.

“Me preocupa una victoria del No porque toda la unidad de los bolivianos, no solo de los sectores sociales más pobres (…) sino esta unidad campo ciudad, oriente occidente, podría entrar en crisis, en riesgo está esa unidad de Bolivia. A mí me preocupa el riesgo de la división entre los bolivianos y la confrontación”, dijo el martes García Linera, vicepresidente de Bolivia, en una entrevista realizada en la ciudad de La Paz, capital política.

Me preocupa una victoria del No porque toda la unidad de los bolivianos, no solo de los sectores sociales más pobres (…) sino esta unidad campo ciudad, oriente occidente, podría entrar en crisis, en riesgo está esa unidad de Bolivia. A mí me preocupa el riesgo de la división entre los bolivianos y la confrontación”, dijo García Linera, vicepresidente boliviano.

Tras destacar que el año pasado la nación expuso una unión sin precedentes en los campos políticos, económicos y sociales, en especial en el caso de lademanda marítima, confió en que esto ocurrirá otra vez, y la nación dé el Sí a la modificación parcial de la Constitución del país y su apoyo al presidente de Bolivia, Evo Morales.

“En anteriores años el país terminaba casi fragmentado, cada sector era una patria”, una situación que a su criterio se superó durante el mandatario de Morales.

En otra parte de sus declaraciones reconoció que el partido oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) no ha pensado en el tema de las candidaturas pues se dedicó a la repostulación del actual jefe del Gobierno y a las acciones relacionadas con la estabilidad del territorio.

MAS retomó el lunes la campaña por el “Sí” a la reelección del presidente Evo Morales de cara al referendo del próximo febrero . El mandatario boliviano, que comenzó el 13 de diciembre la campaña para apoyar la reforma constitucional en el referendo, retó el viernes al Tribunal Supremo Electoral (TSE) a sancionarlo por violar la ley que le prohíbe hacer campaña del referendo que posibilitaría su nuevo mandato.

Oficialismo y oposición de Bolivia enfrentados por la reelección 2016.

 

El 5 de noviembre el Congreso de Bolivia aprobó la ley de convocatoria al citado referendo.

La mayoría de los bolivianos, según los últimos sondeos, votará, en el referendo del 21 de febrero de 2016, a favor de la reforma constitucional para autorizar y habilitar una nueva elección del dignatario y de su vicepresidente en los próximos comicios generales de 2019, para el período 2020-2025.

msm/nii/