Presidente de Parlamento israelí acusado de narcotráfico y proxenetismo

El vicepresidente de la Knesset (Parlamento) israelí, Oren Hazan, enfrenta hoy alegaciones de proxenetismo y narcotráfico, difundidas por un canal de televisión privado.

Informé al parlamentario Oren Hazan que por el momento no me será posible permitirle que dirija las sesiones plenarias, declaró a la prensa el presidente del parlamento Yuli Edelstein, quien expresó su «esperanza de que logre quedar libre de toda sospecha».

Dada la actual atmósfera pública resulta imposible por razones éticas, ya no criminales, permitirle que dirija los debates, añadió Edelstein.

Hazan era administrador de un casino en Bulgaria y según el reportaje incluyó entre sus funciones proporcionar prostitutas a clientes de alta gama, una práctica usual en esos lugares, y de consumir drogas.

Ambos parlamentarios son miembros de la coalición Likud, del primer ministro Benjamin Netanyahu, ganadora de las elecciones de marzo pasado por estrecho margen tras una feroz campaña con una plataforma estuvo basada en impedir la creación de un Estado palestino independiente.

De su lado, Hazan negó las acusaciones y amenazó con demandar a la administración del Canal 2; su médico personal aseguró a la prensa que sufre un padecimiento de salud, que se abstuvo de identificar, el cual le impide consumir narcóticos ilegales.

En Israel las acusaciones de corrupción son frecuentes: a fines del mes pasado el exprimer ministro israelí Ehud Olmert fue condenado a ocho meses de prisión por delitos de soborno cometidos cuando era alcalde de Jerusalén ocupada, Al Quds.

 

FUENTE AL MANAR