Presidente Peña llama en Arabia Saudí a estabilizar mercado energético.

Presidente Peña llama en Arabia Saudí a estabilizar mercado energético
El presidente de México, Enrique Peña, llamó este domingo en Arabia Saudí a estabilizar el mercado petrolero mundial, al atestiguar ante el rey Salmán bin Abdulaziz, la firma de acuerdos bilaterales energéticos en el inicio de una visita de Estado en Riad.
El presidente del décimo productor mundial de crudo dijo ante el monarca de la dinastía Al Saud, del principal productor mundial, que “el diálogo es esencial para fomentar un mercado energético mundial que sea estable, abierto y eficiente, incluyente y sustentable”.
México quiere “participar de este desarrollo energético con responsabilidad”, sobre todo a partir de los cambios estructurales que ha logrado materializar con una reforma energética impulsada por el mandatario mexicano.
“Ese es el camino para lograr seguridad energética y la sustentabilidad ambiental, esenciales para el desarrollo equilibrado de la humanidad”, dijo el líder mexicano en su discurso.
“Vivimos tiempos exigentes en el mercado energético global, trabajemos en la construcción de consensos internacionales”, exhortó el mandatario ante el monarca saudí.
En sólo 15 días de 2016 el precio de la mezcla mexicana de petróleo se desplomó un 23 por ciento y en 2015 las exportaciones petroleras mexicanas bajaron un 45 por ciento, ante la sobreoferta mundial del combustible encabezada por la decisión del reino saudí de bajar los precios para defender su posición de mercado ante los nuevos productores de crudo no convencional, como el esquisto de EEUU.
Más tarde el presidente mexicano participó en el foro Reforma Energética de México, en el cual expresó: “estamos convencidos en México de que la energía debe ser fuente de crecimiento, no fuente de inestabilidad”.
La desaceleración económica en China, las menores perspectivas de crecimiento global y el esperado retorno de Irán tras el levantamiento de sanciones internacionales este fin de semana, enemigo de Arabia Saudí en Medio Oriente también impactan en los bajos precios.
La propuesta energética mexicana
 
“Vivimos tiempos exigentes en el mercado energético global, que los países debemos atender con responsabilidad compartida y visión clara de futuro; por eso, es importante que productores y consumidores de energía promovamos el intercambio de información oportuna, y trabajemos en la construcción de consensos internacionales”, dijo Peña al jefe de Estado saudí y su Gabinete.
El mandatario mexicano señaló que su país y los líderes de Arabia Saudí “compartimos la decisión de fortalecer y modernizar nuestras economías, particularmente a partir de la ciencia, las tecnologías verdes y el capital humano”.
Peña relató el proceso de apertura e integración comercial que ha transitado México “aumentando su participación en las cadenas globales de valor”.
Explicó que hace apenas 35 años, en la década de los 80, México era gran exportador de materias primas, como el crudo: “prácticamente el 70 por ciento de las exportaciones eran petroleras y mineras, y 20 por ciento manufactureras”.
A la distancia de este tiempo, hoy es justamente al revés: “en 2015, el 89 por ciento de las exportaciones fueron manufactureras, y el petróleo y la minería representaron solo el 8 por ciento, y ahora nuestras manufacturas tienen, además, un mayor valor agregado”, explicó el mandatario.
El presidente de México dijo que con la Reforma Energética que puso fin al cerrado monopolio de Estado de la petrolera mexicana Pemex que duró desde 1938 hasta 2015 “creamos un nuevo modelo de mercados en el sector, caracterizado por la apertura, la competencia y la integración global”.
En hidrocarburos, Peña invitó a México a los socios petroleros árabes: “ustedes pueden participar en proyectos de exploración, extracción y transformación industrial, así como en servicios de transporte, almacenamiento y comercialización”.
“Otro objetivo es crear un amplio mercado de petrolíferos y petroquímicos, y generar posibilidades de inversión adicionales en ductos, terminales de almacenamiento y sistemas de reparto”, agregó.
Finalmente en materia de electricidad, informó que a partir de enero de 2016 empresas privadas podrán generar y vender energía en el nuevo mercado eléctrico mexicano.
En México “existen oportunidades inéditas para invertir en fuentes más limpias y renovables como la solar, eólica o geotérmica”.
Peña aseguró que el proyecto de integración energética que México tiene es claro: “estamos decididos a hacer de México un país puente que conecte los mercados energéticos de Norteamérica, América Latina y Asia. Para 2018 tendremos siete puentes de interconexión gasífera con EEUU, y se trabaja en desarrollar un gasoducto que nos conecte con Centroamérica”.
México tiene 11 interconexiones eléctricas con EEUU y dos con América Central, y además evalúa nuevas interconexiones transfronterizas.
mundo.sputniknews