Putin ratifica ley sobre despliegue del grupo aéreo ruso en Siria

  • El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

    El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ratificó el miércoles el protocolo del acuerdo sobre el despliegue del grupo aéreo ruso en Siria.

“Ratificar el protocolo del acuerdo entre la Federación de Rusia y la República Árabe Siria sobre el despliegue del grupo aéreo de las Fuerzas Armadas de Rusia en el territorio de Siria del 26 de agosto de 2015, firmado en Damasco el 18 de enero de 2017″, dice el texto del documento publicado en el portal de información jurídica de la Presidencia rusa.

El documento regula el despliegue del grupo aéreo ruso y sus bienes muebles e inmuebles en el territorio de Siria, así como los asuntos relacionados con su actividad antiterrorista. Asimismo, especifica el estatus del personal del grupo aéreo, sus familiares, y las instituciones competentes de Rusia.

El 19 de julio el Senado ruso dio luz verde al despliegue del grupo aéreo del país euroasiático en Siria a fin de fortalecer la cooperación militar en la lucha antiterrorista.

Ratificar el protocolo del acuerdo entre la Federación de Rusia y la República Árabe Siria sobre el despliegue del grupo aéreo de las Fuerzas Armadas de Rusia en el territorio de Siria del 26 de agosto de 2015, firmado en Damasco el 18 de enero de 2017″, dice el texto del documento publicado en el portal de información jurídica.

 

El protocolo, firmado por representantes de ambos países en Damasco (capital siria) el 18 enero de este año, regulariza diversos aspectos del funcionamiento del grupo aéreo ruso desplegado en la base aérea siria de Hmeymim, en la provincia de Latakia, que participa en la operaciones militares contra los grupos terroristas.

Conforme al Anexo, Siria entrega a Rusia el territorio del aeródromo de Hmeymim y los inmuebles correspondientes para su libre uso durante la vigencia del convenio.

Asimismo, el acuerdo establece que la seguridad del perímetro del lugar de emplazamiento de los militares rusos es responsabilidad de las Fuerzas Armadas de Siria, mientras que la defensa antiaérea del emplazamiento, así como el resguardo de la seguridad dentro de este, estará a cargo de la parte rusa. Además, estipula que la validez del protocolo es de  49 años y se prorrogará automáticamente por períodos de 25 años.

En 2015, Rusia inició a petición de Damasco una campaña aérea antiterrorista para ayudar a poner fin a una crisis que ya ha dejado más de 475.000 muertos, según estimaciones del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

mep/ncl/mkh