Quien Gobierna en Argentina

Si no hay pan, que haya circo

 

Entre tanto debate doméstico es menester aclarar ciertas cuestiones.
En principio, este gobierno no tiene base ideológica, no desean imponer un pensamiento único, no tienen doctrina que enseñar ni modo de vida para instaurar. Tienen como único objetivo la dominación, el control de la población y lograr el sometimiento absoluto, por la fuerza o por la penetración cultural, de todas maneras, la meta es esclavizar a los que no pertenecen a su casta.
Este gobierno no hace persecución ideológica, elimina los obstáculos que le dificultan alcanzar su meta. Por supuesto que no es una estrategia local, sino que obedece a mandatos ordenados por un suprapoder exógeno, que viene de afuera y se adecua al plan global de supremacía o hegemonía.
Lo mismo ocurre en Brasil, en Ecuador y en muchos países más, incluso de otros continentes.
Macri es un mero gerente ejecutor de esas políticas, que abarcan a otros poderes del estado, como el poder judicial, fundamentales para asestar la derrota a los que claman ser libres e independientes, eliminando el estado de derecho, actuando arbitrariamente, haciendo del prevaricato una práctica natural y ejerciendo el abuso a mansalva que la función que desempeñan les otorga.
Que sea el peronismo, o parte de el, las víctimas circunstanciales de esta perversión no es casualidad, ni tampoco coincidencia que la presa preferida sea la Senadora Cristina Fernández de Kirchner, la política más lúcida que tiene el espectro político nacional.
Con todo lo que sucede día a día, este gobierno lanza distracciones unas tras otras, mantener las cabezas ocupadas en la crisis económica, mientras de soslayo perpetran el mayor desfalco nunca visto, pero el robo es colateral, lo sustancial es la entrega de la Patria.
Por tal razón se han firmado acuerdos con fuerzas militares extranjeras, relacionados con la seguridad interior, para que actúen en una futura represión, a gran escala, para sostener el modelo cipayo.
La Guardia Nacional de Georgia, las fuerzas de seguridad israelíes patrullando las costas, los acuerdos con el Reino Unido, tienen el destino común de expoliar nuestra soberanía, repartirse la Argentina, o bien administrar los recursos que son del pueblo argentino, solo para ellos.
Lo que pasa día a día es verdad, ocurre, esta sucediendo, y es adrede, son para ellos señuelos y para el pueblo realidades, que no dejan ver lo que este gobierno traidor hace con la soberanía argentina.
Llama la atención que a esta altura todavía el país no haya estallado en mil pedazos, sorprende que las manifestaciones no sean masivas, impresiona que no haya millones en las calles clamando que este gobierno asuma la responsabilidad con el pueblo, entristece que los argentinos no estén a la altura que la libertad y la conservación de la Patria requiere.
Se sabe lo que pasa, se es consciente, pero gana el quietismo, distraen los múltiples debates que la agenda de gobierno tiene programada…
El pueblo manda, la democracia establece eso, aunque este gobierno sea de corte fascista disfrazado de republicano.
Pues entonces que mande el pueblo, que ordene al gobierno a dar marcha atrás con la entrega, que condene el robo descarado a las arcas de los ciudadanos.
Depende del pueblo argentino y de nadie más.

Galeb Moussa para prensaislamica

23-08-2018