Recuerda en Beirut 33 aniversario de masacres de Sabra y Chatilla

Beirut, capital libanesa, ha sido escenario del aniversario de las masacres que un día como hoy hace 33 años asoló los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatilla.

Muchas voces coinciden en señalar que la violencia israelí es determinada por la desunión de los países árabes, como se demuestra este día en Al-Quds (Jerusalén).

Diferentes actos han marcado en Beirut el 33º aniversario de las masacres de Sabra y Chatilla.

En el campo de Sabra se ha realizado una concentración donde se ha depositado una corona de flores en homenaje a las víctimas y oradores han tomado la palabra para condenar los actos de terror del régimen israelí que en estos años lejos de cesar se han incrementado gracias a la impunidad que el silencio de la comunidad internacional les concede.

El 16 de septiembre es una fecha fatídica que conmemora la matanza de más de tres mil refugiados palestinos en su mayoría mujeres, niños y ancianos asesinados por las milicias libanesas cristiano-falangistas, con la cooperación logística del ejército israelí, que liderado por Ariel Sharon ocupaba por entonces militarmente El Líbano, cuando en este país árabe se luchaba una cruenta guerra civil.

El régimen israelí creó la “Comisión Kahan” para investigar este crimen y aunque determinó que existía una responsabilidad indirecta de Israel y de Ariel Sharon personalmente como responsable, nunca  se estableció ningún tipo de reparación ni tan siquiera una disculpa  a las víctimas.

Cientos de miles de palestinos siguen malviviendo en campos de refugiados diseminados por el territorio libanés, en condiciones deplorables y con mínimos derechos reconocidos.

Palestinos, libaneses y e invitados internacionales, conmemoran en Beirut, un nuevo aniversario de unas masacres marcadas por la violencia y la impunidad con la que el régimen israelí se emplea, a pesar del aislamiento internacional que últimamente padece.

Alberto García Watson, Sabra-Beirut.

snf/hnb