Régimen de Tel Aviv crea comité para expulsar a activistas de boicot a Israel

  • El ministro israelí del interior, Aryeh Deri, y el de seguridad israelí, Gilad Erdan (izda.).

    El ministro israelí del interior, Aryeh Deri, y el de seguridad israelí, Gilad Erdan (izda.).

El régimen de Tel Aviv anunció el domingo la creación de un nuevo comité interministerial para hacer frente a los activistas que apoyan al boicot antisraelí.

El ministro israelí del interior, Aryeh Deri, y el de seguridad israelí, Gilad Erdan, precisaron que el comité impedirá la entrada de los simpatizantes del movimiento del Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a los territorios ocupados palestinos, además de expulsar a los que se encuentren en las regiones controladas por este régimen.

“Es una medida necesaria ante las malvadas intenciones de los activistas ilegítimos para propagar mentiras y distorsiones sobre la realidad en nuestra región”, indicó Erdan en un comunicado emitido la misma jornada del domingo.

Es una medida necesaria ante las malvadas intenciones de los activistas ilegítimos para propagar mentiras sobre la realidad”, indicó el ministro de seguridad israelí, Gilad Erdan.

Deri por su parte, resaltó que la “lucha” contra las organizaciones que apoyan el boicot antisraelí se inicia con los que “sabotean” la situación en los territorios ocupados palestinos.

Prosiguió diciendo que el régimen de Tel Aviv tiene que hacer todo lo que esté a su alcance para “disipar” la campaña BDS, en un intento por evitar más “daños” a este régimen usurpador.

Los citados ministros israelíes, que habían acordado la creación del comité en una reunión mantenida horas antes en la misma jornada, además acusaron a decenas de los grupos antisraelíes que operan en los territorios ocupados palestinos de recoger la información para luego utilizarla para “ilegitimar” al régimen israelí.

De igual manera, Deri y Erdan acusaron a los activistas de Cisjordania de buscar incitar protestas antisraelíes, sin especificar a algún grupo.

Cabe recordar que el pasado martes, el canal 2 de la televisión israelí anunció que el régimen deportó a una activista suiza que había llegado al aeropuerto internacional Ben Gurion, en el centro de Tel Aviv.

La campaña internacional del BDS, cada vez más extendida por todo el mundo, es una respuesta colectiva al genocidio, el apartheid y los crímenescontra la humanidad que ha cometido el régimen de Tel Aviv en las últimas décadas contra los civiles palestinos.

ask/ktg/rba