Revelado: Lobby sionista busca infiltrarse en política británica

  • Manifestantes propalestinos marchan en Londres, capital británica, para condenar los crímenes del régimen de Israel.

    Manifestantes propalestinos marchan en Londres, capital británica, para condenar los crímenes del régimen de Israel.

Israel se infiltra en los movimientos estudiantiles y grupos juveniles activos en los principales partidos políticos de Londres, según un estudio de Al-Jazeera.

Israel está influenciando en grupos estudiantiles, activistas y grupos parlamentarios en el Reino Unido, ofreciéndoles asistencia financiera y estratégica, con el objetivo de conseguir apoyo entre las organizaciones juveniles, para, de este modo, poder dar forma a la política de Londres, conforme a lo recogido este miércoles por un informe de la unidad investigadora de la cadena catarí de noticias Al-Jazeera.

Durante seis meses, el reportero encubierto, alias Robin, que estaba trabajando para contrarrestar el movimiento poderoso y creciente contra la ocupación ilegal de las tierras palestinas, descubrió un estrecho vínculo entre un alto funcionario de la embajada israelí en Londres, la capital del Reino Unido, identificado como Shai Masot, y una red de políticos, activistas y analistas británicos simpatizantes con el régimen de Tel Aviv.

La estrategia del lobby sionista consiste en contrarrestar las actividades del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que sigue ganando cada vez más apoyo a nivel internacional y tiene como objetivo el fin de la ocupación israelí, además de al opositor Partido Laborista (PL) británico, encabezado por Jeremy Corbyn, que es partidario de los intereses del pueblo palestino.

 

A lo largo de la investigación, Robin se presentó como un activista graduado con fuertes simpatías hacia Israel, que estaba dispuesto a ayudar a combatir el movimiento BDS.

En cuanto al Partido Laborista, Masot le insistió a Robin en que para él era de suma importancia crear un apoyo a Israel en todos los niveles del PL, el cual está dirigido, de acuerdo con el diplomático israelí, por el líder «loco» de la oposición.

Israel perdió más de 31.000 millones de dólares solo en el año 2015 debido al movimiento BDS, de acuerdo con lo anunciado a finales de marzo de 2016 por el secretario general del partido Iniciativa Nacional Palestina, Mustafa Barghouti.

mnz/anz/fdd/rba