Riad debe luchar contra Daesh y no contra Yemen

  • El precandidato demócrata a la Presidencia de EE.UU. Bernard Sanders en un acto en el estado nororiental de Nuevo Hampshire, 29 de noviembre de 2015.

    El precandidato demócrata a la Presidencia de EE.UU. Bernard Sanders en un acto en el estado nororiental de Nuevo Hampshire, 29 de noviembre de 2015.

El precandidato demócrata a la Presidencia de EE.UU. Bernard Sanders arremetió el domingo contra los países ribereños del Golfo Pérsico por no luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

“Los países de la región como Arabia Saudí, Kuwait, Catar y Emiratos Árabes Unidos (EAU) —países con enorme riqueza y recursos— han contribuido muy poco en la lucha contra el EIIL”, se lamentó el también senador estadounidense.

Los países de la región como Arabia Saudí, Kuwait, Catar y Emiratos Árabes Unidos (EAU) —países con enorme riqueza y recursos— han contribuido muy poco en la lucha contra el EIIL”, dijo el precandidato demócrata a la Presidencia de EE.UU. Bernard Sanders.

Durante un acto realizado en Nuevo Hampshire, noreste de EE.UU., Sanders insistió en que deben abordar la indiferencia de Arabia Saudí al respecto, pues es uno de los aliados más próximos de Washington en el Oriente Medio.

Pese a que Riad cuenta con el tercer presupuesto de defensa más grande del mundo, se sorprende Sanders, prefiere centrarse en su agresión a Yemen y dejar de lado la lucha contra el grupo takfirí de Daesh.

Un ciudadano de Saná (capital de Yemen) llora la pérdida de su familia en un ataque aéreo de cazas saudíes.

 

Bernie Sanders denunció que los países ribereños del Golfo Pérsico son los más ricos de la zona, pero de todos modos, “han hecho muy poco hasta este momento”, subrayando que “esto debe cambiar”.

A su juicio, la lucha anti-EIIL es una lucha por el “alma del Islam”, y por ello las naciones musulmanes de la región deberían abanderar la lucha contra Daesh.

Los integrantes del EIIL se encuentran sobre todo en Irak y Siria, cometiendo crímenes de lesa humanidad contra todas las etnias, religiones, y ni los niños son inmunes a sus actos de violencia.

Desde el inicio de la crisis en Siria, hace casi 5 años, las autoridades sirias han denunciado en reiteradas ocasiones los apoyos financieros del régimen de Al Saud a los grupos terroristas en Siria, que luchan contra el Gobierno de Damasco.

El pasado 6 de septiembre, el viceministro de Asuntos Exteriores de Siria, Faisal al-Miqdad, comentó que sin el apoyo financiero saudí los grupos armados limitarían sus actividades terroristas en el territorio sirio.

El representante permanente de Siria ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, reveló el año pasado la conspiración de Arabia Saudí para enviar terroristas a su país.

Elementos terroristas del EIIL celebran la toma de un pueblo en Siria, montando en tanques.

 

Al-Yafari mostró un documento confidencial firmado por el Ministerio saudí del Interior que pide al director de prisiones de la monarquía árabe liberar a los reos condenados a la pena máxima para que vayan a luchar contra el Gobierno del presidente Bashar al-Asad.

Mientras la crisis siria protagonizada por los grupos armados en Siria —respaldados por ciertos países, por ejemplo, Arabia Saudí— ha dejado hasta el momento más de 250 000 muertos, Riad sigue bombardeando Yemen y causando miles de víctimas.

zss/nii/