Rohani tacha de ‘deplorable’ situación de Yemen agredido por Riad

  • El presidente de Irán, Hasan Rohani, atiende una rueda de prensa a su llegada a Teherán, capital persa, tras concluir una gira regional de seis días a tres países del sudeste asiático, 10 de octubre de 2016.

    El presidente de Irán, Hasan Rohani, atiende una rueda de prensa a su llegada a Teherán, capital persa, tras concluir una gira regional de seis días a tres países del sudeste asiático, 10 de octubre de 2016.

El presidente de Irán considera que la situación en Yemen es deplorable y lamenta que la coalición comandada por Riad siga masacrando a la población civil yemení.

“La situación en Yemen es totalmente deplorable. Una nación oprimida e inocente que no tiene una muy buena situación económica está siendo bombardeada desde hace casi dos años por Arabia Saudí”, denunció Hasan Rohani, quien llegó el lunes a Teherán, capital persa, tras concluir una gira regional de seis días por tres países del sudeste asiático, a saber, Vietnam, Malasia y Tailandia.

Para el mandatario persa, es “realmente increíble” que la monarquía saudícontinúe matando a los musulmanes en Yemen, sobre todo, a mujeres y niños, “sin ninguna razón”, incluso en el mes de Muharram, el primer mes del calendario islámico, a lo largo del cual, conforme la religión islámica, está prohibido entrar en cualquier guerra.

La situación en Yemen es totalmente deplorable. Una nación oprimida e inocente que no tiene una muy buena situación económica está siendo bombardeada desde hace casi dos años por Arabia Saudí”, sostuvo Hasan Rohani, presidente de Irán.

Con esas declaraciones el presidente condenó el sangriento bombardeo perpetrado el sábado por la coalición que lidera Arabia Saudí contra un funeral en Saná, capital de Yemen, que se saldó con más de ‎‎140 muertos y 525 heridos, mientras que algunas fuentes médicas elevan la cifra de víctimas mortales hasta 213.

 

El bombardeo de Saná se considera el más mortífero que ha sufrido Yemen desde el inicio de la agresión militar (marzo de 2015) de Arabia Saudí para acabar con el movimiento popular Ansarolá y restaurar en el poder al prófugo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, aliado de Riad.

Este y Oeste de Asia deben superar las diferencias

En otro punto de su cita con la prensa, el jefe del Ejecutivo iraní destacó la importancia de Asia para el desarrollo económico de Irán e insistió en que “si queremos ver el desarrollo y el progreso en Asia, no debe existir distancias entre Asia Oriental y Asia Occidental”.

Estas dos regiones asiáticas, dijo, son interdependientes y es necesario que todos los países de la región hagan uso de sus capacidades para mejorar la seguridad con el fin de luchar contra el terrorismo y contrarrestar los actos ilegales de la agresión foránea.

En su intervención el lunes en la Asamblea del Diálogo de Cooperación de Asia (ACD, por sus siglas en inglés) en Bangkok, capital de Tailandia, el mandatario iraní consideró el extremismo y la violencia los mayores desafíos que enfrenta actualmente Asia, y alertó de que la injerencia ilegal de las potencias extranjeras amenaza a todos los asiáticos.

ftm/ncl/mrk