Se habilitan las celebraciones religiosas en los templos de la ciudad de Buenos Aires con capacidad máxima

 

AIN.- A partir del lunes 21 de septiembre se habilitan las celebraciones religiosas en los templos de la Ciudad con capacidad máxima de 20 personas según disposición del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Deberán llevarse a cabo conforme al protocolo correspondiente y con medidas de cuidado, distanciamiento y prevención.

Las celebraciones litúrgicas podrán realizarse con una capacidad de 1 (una) persona cada 15 metros cuadrados con un máximo de 20 asistentes.

Seguirá habilitado el ingreso para el rezo individual y la asistencia espiritual individual, que se atenderá únicamente con turno previo.

Se debe permanecer con tapabocas y con los requerimientos según protocolo.

“La dimensión espiritual de la persona es fundamental en estos tiempos tan duros que vivimos, por eso sabemos que la posibilidad de poder rezar en comunidad es una alegría y un consuelo enorme para muchos vecinos y vecinas de la Ciudad.

Es importante ser responsables y realmente cautos en el cumplimiento de los protocolos para poder cuidarnos entre todos”, destacó Federico Pugliese, Director General de Entidades y Cultos de la Ciudad de Buenos Aires.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta se viene reuniendo con las distintas autoridades religiosas desde el inicio de la pandemia y trabajando en una mesa conjunta para consensuar las medidas a tener en cuenta para transitar el aislamiento preventivo obligatorio, informó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“Esta serie de medidas pone de manifiesto el lugar que la Ciudad otorga a la dimensión espiritual y su mirada integral en el cuidado de los vecinos y vecinas”, explicó Pugliese.

La posibilidad de llevar a cabo celebraciones litúrgicas en los templos con capacidad limitada, se suma a las acciones ya implementadas en la Ciudad como la habilitación del ingreso a los templos para el rezo individual, la asistencia espiritual individual y el Protocolo para el acompañamiento a pacientes en final de vida en contexto de Pandemia COVID-19.

Además, contemplando la importancia del último adiós, desde el 1 de Junio, se reglamentó el ingreso a los cementerios y al crematorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a un Ministro Religioso para la realización del responso y/o despedida final del difunto junto a sus seres queridos.

Fuente: AIN