Sin DEA y sin bases militares la lucha antinarcóticos va mejor

  • Bolivia logra avances en la erradicación de los cultivos de hoja de coca.

    Bolivia logra avances en la erradicación de los cultivos de hoja de coca.

Evo Morales destacó el martes los resultados de la lucha contra el narcotráfico tras la salida de la DEA y el cierre de las bases militares americanas del país.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aceptó el martes que una misión de la Junta Interamericana de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) visite su país para conocer su modelo de lucha contra el narcotráfico, pero no para “imponer políticas” como en etapas anteriores.

“Nuestro modelo es valorado, respetado y reconocido por la ONU y la Unión Europea (UE)”, declaró Morales a la prensa, y recordó que antes la JIFE iba anualmente o cada dos años a Bolivia para imponer políticas o criticar al país, sin embargo, “ahora viene para ver los resultados de la estrategia nacional en el enfrentamiento al flagelo”, apuntó.

Nuestro modelo es valorado, respetado y reconocido por la ONU y la Unión Europea (UE)”, declaró el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El mandatario destacó que el país está cumpliendo con los objetivos de erradicación de cocales ilegales, que son la base para la fabricación de la cocaína, en un trabajo que ha sido reconocido por los organismos internacionales.

Resaltó el hecho de que Bolivia hace frente al narcotráfico sin bases militares estadounidenses y sin la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), y que contra todo pronóstico la lucha contra este flagelo registraavances sustanciales en el país, de 31 mil hectáreas de cosechas de hoja de coca ahora hay unas 20 mil 200 hectáreas, el nivel más bajo desde que comenzó el monitoreo en 2003.

Morales asegura que el Gobierno de Estados Unidos utiliza el combate antinarcóticos con fines geopolíticos. Expuso el ejemplo de Colombia, que con bases militares y millones de “apoyo”, tiene sus plantaciones de hoja de coca en crecimiento, y “no lo dice Evo sino la ONU en su informe”, recalcó.

 

Morales, que en reiteradas veces ha cuestionado el combate al narcotráfico de EE.UU. como una cortina de humo para justificar la invasión de otros países, expulsó en 2008 a la DEA, tras demostrarse que los funcionarios estadounidenses estaban involucrados en las estrategias y complots políticos de la oposición contra su Gobierno. A partir de ese año, La Paz emprendió su propia política antidroga.

lvs/mep/nii