Siria: Atentados terroristas dejan 10 muertos y varios heridos en Damasco, Idleb, Hama y Aleppo

Un suicida que llevaba un cinturón explosivo se inmoló cerca del Club Deportivo ¨Muhafatha¨, ubicado en el distrito de Kafarsouseh, de la capital Damasco.
Una fuente de la jefatura de la policía de Damasco ha informado que un suicida hizo detonar su cinturón explosivo cerca del Club Deportivo ¨Muhafatha¨, provocando la muerte de 8 civiles, mientras que otras 6 personas fueron reportadas como heridas.
El jefe del Comando de la Policía de Damasco, general Mohammad Kheir Ismael, dijo en declaraciones a la prensa siria, que el atacante suicida entró en el barrio de Al-Hamriyeh en Kafrsouseh y detonó su cinturón con explosivos en una zona densamente poblada alrededor de las 20:15.
 
El general Ismael confirmó que el ataque dejó 8 personas muertas y varias personas heridas, agregando que casas y autos del lugar sufrieron daños materiales producto de la explosión.

También señaló que las investigaciones están en marcha para identificar al atacante y conocer quienes están detrás del ataque.
 
Mientras tanto, una mujer murió y 8 personas resultaron heridas producto de un ataque terrorista contra las ciudades de Al-Foa’a y Kafrya en el campo de Idleb.

Fuentes civiles dijeron que los terroristas posicionados en la ciudad de Binish atacaron los hogares de los ciudadanos de Kefraya y al-Foaa, con una serie de proyectiles de mortero y balas, matando a una mujer e hiriendo a 8 personas entre ellos muchos niños.
 
A su vez, organizaciones terroristas, que operan en Hama, atacaron este jueves la ciudad de Maharda y la ciudad de Qurmus con una serie de proyectiles de cohetes.

Tres civiles resultaron heridos en el ataque que azotó la ciudad de Maharda, ubicada a 25 kilómetros al norte de la ciudad de Hama.

Uno de los cohetes disparados contra la ciudad de Qurmus, impactó en una casa, causando solamente daños materiales, sin que se reporten víctimas.

También, una niña también murió, cuando un artefacto explosivo, abandonado por terroristas antes de dejar los barrios orientales de Alepo, estalló.
sana