Siria: “EEUU usa el tema de las armas químicas como excusa para justificar una nueva agresión contra Siria”

El Ministro de Exteriores y Expatriados, Walid Al-Moallem, afirmó que Estados Unidos usa el tema de las armas químicas como excusa para justificar una nueva agresión contra Siria.
En una entrevista con la revista internacional “Al-Hayat”, el canciller sirio dijo que “no es la primera vez que Siria es agredida por EE.UU bajo el pretexto del uso de armas químicas”, y reiteró que “Siria no tiene armas químicas y cualquier agresión no tendrá base legal y se llevará a cabo fuera del marco del Consejo de Seguridad de la ONU”.
En respuesta a una pregunta sobre los objetivos de Estados Unidos y sus aliados en Siria, Al-Moallem respondió: “los objetivos de Estados Unidos son los mismos que los de Israel. Estos dos países no quieren que Siria sea un Estado que resista a la ocupación israelí, y tampoco quieren que Damasco tenga relaciones estratégicas con Irán y Rusia, y quieren un régimen sirios que responda a los intereses de Israel”.
Respecto a la solución de la crisis en Siria, el canciller explicó que la injerencia externa obstaculiza una solución política en Siria, y agregó que “habrá diálogo verdadero entre los sirios cuando la oposición deje de recibir instrucciones de sus patrocinadores externos, y asi esto repercutirá positivamente en el éxito del proceso político”.
En relación a los preparativos para una nueva constitución, el jefe de la diplomacia siria dijo: “el trabajo está todavía en su primera fase, y actualmente se están concretando los acuerdos y los consensos con respecto a la formación del comité constitucional para preparar una nueva carta magna”.
Sobre la relación del gobierno sirio con la “oposición”, indicó que “el problema no está en la oposición sino en sus patrocinadores”, y explicó que “en Siria no hay una oposición unida, sino diferentes grupos cuyas posturas difieren en razón del lugar o la capital donde residen sus líderes”.
Precisó que “la oposición no es independiente en la toma de sus decisiones, y su diálogo con el gobierno sirio no es algo que quieran”.
Al-Moallem hizo un llamamiento a todos los sirios que fueron desplazados como consecuencia del terrorismo para que regresen a Siria, y contribuyan a la reconstrucción de su país, enfatizando que el gobierno les garantizará seguridad y condiciones para una vida digna.
Sobre el proceso de reconstrucción, Al-Moallem comentó: “en la guerra contra el terrorismo Siria contó con la ayuda de los amigos (Irán y la Federación de Rusia) y la prioridad será para estos dos países en el proceso de reconstrucción, y esto significaría fidelidad a sus sacrificios por Siria; y también participará en la reconstrucción un grupo de países amigos como China, India, Malasia, Brasil y Sudáfrica, donde varias empresas de estos países expresaron su deseo de participar en el programa de reconstrucción en Siria”.
Sobre las relaciones de Siria con los países árabes, y la posibilidad de que Siria regrese a la Liga Árabe, al-Moallem hizo hincapié en que “la Liga Árabe ha perdido la forma y el objetivo por el cual se creó en 1945; y en la actualidad, las actividades de la Liga no son importantes debido a la retirada de Siria de la misma”.
En el mismo contexto, agregó que “Siria no interfiere en los asuntos internos de otros países árabes, y les desea todo lo bueno, y jamás se implicó en la destrucción de su infraestructura, y expresó al mismo tiempo, que Damasco acoge bien reanudar las relaciones con los países árabes dispuestos a comprometerse con las posturas antes mencionadas.
sana