Siria: Silencio mundial ante terrorismo provocó ataques en Kuwait y Túnez

  • La oficina del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores

    La oficina del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores

El Gobierno sirio ha asegurado este domingo que los actos terroristas registrados en Kuwait y Túnez son el resultado del silencio internacional hacia países que secundan el terrorismo en Siria.

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores mediante dos cartas dirigidas al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon y el Consejo de Seguridad de la ONU, además de condenar estos actos terroristas, ha denunciado el apoyo logístico y armamentístico que ofrecen Turquía, Jordania, Arabia Saudí, Catar y el régimen de Israel a los grupos armados que operan en Siria.

Según Siria, los integrantes de esos grupos son quienes recientemente realizaron ataques sangrientos contra la nación siria en varias ciudades como Daraa (sur), Al-Hasaka (noreste) y Kobani (norte).

Asimismo ha subrayado que los atentados registrados en Kuwait y Túnez demuestran que Damasco tenía razón cuando en reiteradas ocasiones advirtió del peligro que representan los grupos terroristas como EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra (filial de Al-Qaeda) para el mundo entero.

Por último al instar a la ONU a adoptar medidas severas contra los patrocinadores del terrorismo en la región, ha pedido a la comunidad internacional apoyar al Gobierno sirio en su batalla contra el terrorismo, fenómeno que azota al país desde hace más de 4 años.

Grupos terroristas en Siria apoyados por el exterior

 

El sábado, el vicecanciller sirio instó a los países patrocinadores de los grupos terroristas a cambiar de actitud y apoyar a Damasco en su lucha antiterrorista, si no, ellos también se convertirán en víctimas de este fenómeno.

Desde que se inició la crisis de Siria en marzo de 2011, Damasco siempre ha estado advirtiendo de las secuelas que tendrá para todos los países de la región el fortalecimiento de los grupos takfiríes.

Sin embargo, algunos países como Arabia SaudíCatarJordania y Turquía han brindado todo tipo de apoyo a los grupos terroristas en Siria e Irak, para promover sus propios objetivos políticos.

De acuerdo con las cifras del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), la violencia generada por estas bandas terroristas ha ocasionado la muerte de 230.000 personas y el desplazamiento de otros millones.

mkh/rha/kaa