Soldados israelíes atacan agricultores palestinos y arrancan más de 3400 olivos y vides cerca de Salfit

Todos los días, los palestinos sufren las arbitrariedades de la ocupación militar israelí. En esta oportunidad los pequeños agricultores de la zona de Salfit han sufrido la destrucción de sus fuentes de trabajo quedando muchas familias empobrecidas y sin ingresos

Fotos de la agencia Maan

Soldados israelíes ingresaron hoy miércoles a granjas palestinas, agredieron a los campesinos y arrancaron más de 3400 olivos y viñedos de propiedad de los aldeanos palestinos de Deir Ballout, una pequeña aldea ubicada al oeste de Salfit, en la región central de Cisjordania ocupada.

Varias personas resultaron heridos debido a la agresión de los militares y a lo menos 3 agricultores y una mujer identificada como Aisha Mousa, fueron trasladados a un centro asetencial para atender sus heridas.

Yehia Mustafa, el alcalde de Deir Ballout, informó que decenas de soldados, fuertemente armados acompañados por muchas maquinarias, camiones y ocho excavadoras, invadieron los huertos palestinos ubicados en la parte occidental del pueblo.

Agregó que los soldados prohibieron el acceso de los propietarios a sus tierras, destruyeron instalaciones y sistemas de regadío y arrancaron más de 3400 olivos y árboles frutales principalmente vides de propiedad de los agricultores Nasfat Mousa, Ghazi Mousa, Omar Mousa y Mohammad Mousa, en el área de Khellet Al-Abhari.

El alcalde también afirmó que los soldados cargaron y llevaron parte de los árboles arrancados en camiones militares.

La agresión afectó a más de 20 hectáreas de granjas privadas de pequeños agricultores palestinos, en zonas plantadas principalmente con olivos de edades superiores a 10 años.

En agosto del año pasado, 2020, el ejército emitió órdenes que impedían a los palestinos plantar nuevos árboles y trabajar sus huertos, ubicados en el Área C de la Cisjordania ocupada, zona palestina que forma parte de los territorios ocupados que se encuentra bajo control y administración militar israelí.

Este tipo de maniobras es una señal de que pronto las tierras serán confiscadas -robadas- y sus propietarios expulsados con el objetivo de la construcción de un nuevo asentamiento sobre estas tierras palestinas.

 

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada