Soldados israelíes dan espalda a su superior por ser una mujer

Soldados israelíes practican el manejo de rifle de asalto.

Al menos 30 soldados ultraortodoxos israelíes se negaron a escuchar a una instructora de paracaidismo, dándole la espalda cuando ella intentaba entrenarlos.

El ejército del régimen de Israel confirmó el miércoles que unos 30 efectivos ultraortodoxos, pertenecientes a la brigada religiosa Yeshiva, le faltaron al respeto a una entrenadora de paracaidismo, la hija de un comandante de operaciones, general mayor Aharon Haliva.

El incidente salió a la luz después de que la madre de la instructora, Shira Margalit, lamentara en un mensaje publicado el miércoles en Twitter el mal comportamiento de decenas de soldados hacia su hija.

“Apenas pude dormir anoche después de un duro día en el que tuve que escuchar a mi hija soldado Noa, una instructora de paracaidismo, decirme que cuando estaba dando una demostración a 70 paracaidistas durante un ejercicio, 50 de ellos le dieron la espalda, y se pusieron en fila porque era mujer”, indicó Margalit, según recogen medios locales.

Entretanto, grupos de activistas feministas israelíes han criticado al ejército por su débil respuesta, tachando a los altos mandos de “ser hipócritas” y permitir que sucedan incidentes como este.

En este verano boreal, un millar de mujeres fueron reclutadas para servir en unidades de combate, 150 reclutas más que el mismo periodo en 2017 y casi el doble del número total de las soldados que sirvieron en el ejército del régimen de la ocupación en 2012, según cifras oficiales.

Las efectivas del ejército israelí reciben con frecuencia maltratos y hasta amenazas por parte de los elementos de la rama ultraortodoxa jaredí del judaísmo.

Por otro lado, de acuerdo con una encuesta realizada hace meses, la “atmósfera sexista” impera en las fuerzas armadas del régimen de Tel Aviv, de ahí que de cada seis mujeres militares, una ha dicho sufrir acoso sexual durante su servicio.

mjs/ktg/alg