Televisión catarí Al-Yazeera despide a 500 de sus empleados

  • La cadena de televisión catarí Al-Yazeera.

    La cadena de televisión catarí Al-Yazeera.

La cadena de televisión catarí Al-Yazeera prevé despedir a cerca de 500 de sus empleados, entre ellos, editores, técnicos y directivos, en un intento para reducir el tamaño de la cadena.

El diario árabe independiente ‘Raialyoum’ informó el domingo de que la expulsión de parte del personal de dicha televisión se realizará en tres etapas. Además, algunos de los empleados despedidos se han visto obligados a presentar su renuncia de manera voluntaria por razones, personales y políticas, entre otras.

Aunque, según el informe, los despidos no incluyen por el momento a ninguno de los presentadores y locutores, o más bien, a las estrellas, no excluye la posibilidad de que en un futuro próximo también se prescinda de estos empleados.

Despedidos de cierto renombre son: Ahmed Beshto, proveedor de los programas económicos, Mohamad Khair al-Borini, que presenta el programa “Reporteros”, así como Howaida Taha, la directora especializada en documentales, entre otros.

Con este despido masivo, la cadena catarí, que cuenta con 5 000 empleados, reducirá alrededor del diez por ciento de su personal, según el informe.

Los funcionarios de Al-Yazeera han justificado su decisión, aduciendo que las personas que se encuentran en la lista de despidos no realizan ningún trabajo de utilidad para la cadena.

No obstante, los analistas creen que las razones de la campaña de despidos estarían en el déficit presupuestario que sufre el reino árabe después de haber perdido cerca de la mitad de sus ingresos de petróleo y gas (que se estiman en alrededor de 86 mil millones de dólares al año) por la caída de los precios en los últimos meses.

Barriles de petróleo.

 

Cabe mencionar que, desde junio de 2014, la cotización internacional del barril de petróleo ha experimentado una baja del 40 % debido a un ataque sistemático orquestado por Washington y Arabia Saudí, país que preside actualmente la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), para tratar de perjudicar a los países soberanos que no secundan los intereses capitalistas de Estados Unidos.

El país árabe también es conocido por ser, junto a su aliado Arabia Saudí, una de los principales fuentes de financiación de los grupos terroristas que luchan en Siria contra el Gobierno de Bashar al-Asad.

El jueves, la agencia iraquí de noticias Almasalah, citando a fuentes oculares bajo condición de anonimato, reveló: “Catar sigue otorgando 20 millones de dólares al mes a los grupos terroristas Frente Al-Nsura, Yeish al-Islam y Ahrar al-Sham para derrocar al Gobierno sirio”.

ftm/nii/