TERRORISMO ISRAELÍ: Las acusaciones de crímenes de guerra persiguen a los líderes israelíes

http://image.almanar.com.lb/spanish/edimg/2015/Middle_East/Palestine/Security/crime.jpg
El informe de la Misión de Investigación de la ONU sobre la guerra de agresión israelí contra la Franja de Gaza ha acusado a Israel de cometer crímenes de guerra contra los civiles en el enclave palestino. El informe también acusa de la entidad sionista de destruir la Franja de Gaza.

 

La pesadilla de un procesamiento en un tribunal internacional está persiguiendo a los líderes israelíes. En este contexto el Ministerio de Exteriores israelí ha advertido al ex ministro de Defensa Shaul Mofaz que regrese a la entidad sionista desde el Reino Unido adonde había acudido a tomar parte en una conferencia.
El Ministerio israelí temía que Mofaz pudiera ser procesado ya que carece de inmunidad diplomática y está en una lista negra de culpables de crímenes contra la humanidad elaborada por los palestinos.

Israel temía, en este sentido, una petición palestina ante un tribunal británico que pudiera llevar a este último a emitir una orden de detención contra Mofaz.

En mayo de 2014, la entonces ministra de Justicia y actual dirigente de la oposición, Tzipi Livni, visitó el Reino Unido después de que el gobierno británico le concediera inmunidad para no ser detenida por la comisión de crímenes de guerra en Gaza.

Livni recibió un estatus de “misión especial” para una visita que incluía un encuentro con responsables del Foreign Office y un discurso en el Fondo Nacional Judío.

Livni jugó un papel prominente como miembro del gabinete de guerra sionista durante la Operación Plomo Fundido, en diciembre de 2008 y enero de 2009, cuando el ejército y la fuerza aérea israelíes lanzaron ataques aéreos e incursiones terrestres en la Franja de Gaza. Más de 1.400 palestinos, incluyendo mujeres y medio centenar de niños, murieron en aquella ofensiva.

La ministra israelí canceló una visita en 2009 al Reino Unido después de que un tribunal británico emitiera una orden de arresto contra ella, pero el actual primer ministro, David Cameron, entonces jefe de la oposición, afirmó que cambiaría la legislación para proteger a los políticos sionistas de ser detenidos y juzgados en el Reino Unido por crímenes de guerra.

La firma de abogados Hikman y Rose estuvo intentando conseguir una orden judicial contra Livni. Los abogados estaban actuando en nombre del pariente de un palestino muerto en un bombardeo israelí durante aquella operación.

al-Manar