Terrorismo Israelí: Menores palestinos denunciaron torturas durante su cautiverio en las cárceles israelíes

La Comisión de Prisioneros y Ex-Prisioneros recibió declaraciones juradas de detenidos palestinos, entre ellos menores de edad, que daban pruebas de duras torturas y malos tratos provocados durante su cautiverio en las cárceles israelíes.

Yazen Abu Oudeh, de 14 años de edad, quien estuvo en la cárcel israelí de Ofer, dijo que fue secuestrado por fuerzas encubiertas el 27 de julio de 2017, durante los enfrentamientos que estallaron cerca del puesto de control de Beit El en Ramallah. Un pistolero israelí lo golpeó con la pistola en la cabeza, y fue arrastrado a Benjamín poco después.

El niño añadió que tuvo que soportar una brutal golpiza por parte de los soldados israelíes en su camino hacia el puesto de avanzada de Benjamin en un jeep militar, donde había sido obligado a tumbarse en el suelo. 

El menor también declaró que había sido objeto de fuertes golpes durante el procedimiento de investigación con el fin de forzar una confesión.

Mohamed Taha, de 16 años, secuestrado el 21 de julio de 2017 durante los enfrentamientos en Al Khalil, también dijo que fue sometido a crueles tratos por parte de los soldados israelíes.

Taha dijo que sufrió severas lesiones en la cabeza y los brazos después de que los soldados israelíes lo golpearon fuertemente. Más tarde fue trasladado al Hospital Hadassah para su tratamiento, pero fue devuelto al centro de investigación israelí al día siguiente.

Agregó que todavía soportaba fuertes dolores en todo su cuerpo como resultado de las golpizas brutales propinadas por los soldados israelíes.

Al mismo tiempo, Wadi ‘al-Ghoul y Ezzedine Amarna, ambos de 17 años, habían sufrido malos tratos durante toda la fase de interrogatorio en la penitenciaría de al-Jalama. Posteriormente fueron trasladados a la cárcel israelí de Megiddo.
 
pic / pi