Terrorismo Saudí: “Ataques aéreos perpetrados por Arabia Saudí contra Yemen representan crímenes de guerra”

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado los ataques aéreos llevados a cabo por Arabia Saudita y sus aliados en Yemen como “crímenes de guerra”, pidiendo a las Naciones Unidas que inicie una investigación sobre los ataques mortales.
La organización de derechos humanos se refirió este martes a cinco ataques aéreos “aparentemente ilegales” perpetrados en Yemen entre el 9 de junio y el 4 de agosto, que mataron a 39 civiles, entre ellos 26 niños.
“Las repetidas promesas hechas por la coalición dirigida por Arabia Saudita de llevar a cabo sus ataques aéreos legalmente no están salvando a los niños yemeníes de ataques ilegales”, dijo Sarah Leah Whitson, directora de HRW para Medio Oriente.
 
“Estos últimos ataques aéreos y sus horribles consecuencias sobre los niños deben galvanizar al Consejo de Derechos Humanos para denunciar e investigar los crímenes de guerra, y asegurar que los responsables sean condenados “, señaló.
El período examinado en el informe de HRW no cubre una mortífera incursión aérea saudí que se produjo el 23 de agosto contra un hotel de Sana’a, que dejó unos 60 civiles muertos.
 
Al menos 14 yemeníes también perdieron la vida días después en ataques saudíes similares contra el distrito de Faj Attan, en las afueras de la capital.
Whitson instó además a los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU a “apoyar una investigación internacional creíble” sobre las muertes de civiles en Yemen.
En otra parte de su declaración, HRW acusó a Arabia Saudita de no haber investigado de manera imparcial las violaciones cometidas en Yemen, bloqueando el acceso de organizaciones internacionales de derechos humanos y medios de comunicación a diferentes lugares del país de la Península Arábiga, y por seguir socavando y debilitando a la ONU y otros esfuerzos de investigación.
La ONU, dijo el grupo de derechos humanos, debe incluir inmediatamente a Arabia Saudita a su “lista anual de la vergüenza” por las violaciones cometidas contra los niños.
El informe se produjo sólo un día después de que Zeid Ra’ad al-Hussein, jefe de derechos humanos de la ONU, pidiera una investigación urgente sobre los ataques aéreos saudíes contra civiles en Yemen.
En junio, el organismo mundial incluyó a Riad en su lista negra después de concluir en un informe que el régimen saudí era responsable de muchas muertes de niños en Yemen.
Sin embargo, pocos días después, Arabia Saudita fue retirada de la lista negra, y el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reconoció que se vio obligado a hacerlo después de que el régimen y sus aliados amenazaran con cortar los fondos aportados para muchos programas de la ONU.
Yemen ha sido testigo de una mortífera guerra de agresión, liderada por Arabia Saudí, desde marzo de 2015, cuyo objetivo era eliminar al movimiento popular yemení Houthi Ansarullah y reinstalar al ex presidente renunciante yemení, un estrecho aliado de la monarquía saudí.  
La guerra prolongada librada por Arabia Saudita, que ha estado acompañada por un bloqueo naval y aéreo contra Yemen, ha matado hasta ahora a más de 12.000 personas y ha provocado una crisis humanitaria y un brote de cólera en el empobrecido estado.
ptv / pi