TPI podría procesar a responsables israelíes por asalto a la Flotilla de Gaza

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha ordenado a su fiscal jefe que revise una anterior decisión de no abrir una investigación sobre el ataque israelí contra la Flotilla con destino a Gaza, en la que nueve turcos -uno de ellos con nacionalidad estadounidense- resultaron muertos en una acción israelí llevada a cabo el 31 de Mayo de 2010.

“La fiscal (Fatou Bensouda) cometió errores materiales a la hora de determinar la gravedad del caso”, dijeron el jueves los jueces de este alto tribunal con sede en La Haya.

“En particular, los jueces identificaron “errores materiales en la evaluación llevada a cabo por la fiscal sobre la posibilidad de procesar a las personas que podrían ostentar la mayor responsabilidad por los crímenes cometidos durante el asalto al Mavi Marmara”.

Bensouda deberá ahora reconsiderar su decisión “tan pronto como sea posible y notificar al tribunal y a las víctimas cuáles son sus conclusiones y las razones en las que se basa”, dijeron los jueces.

El 6 de Noviembre de 2014, Bensouda dijo públicamente que disponía de información que permitía creer, “sobre una base razonable”, que las fuerzas israelíes habían” cometido crímenes de guerra durante el ataque contra el barco turco en aguas internacionales”. Sin embargo, afirmó el que caso no caía bajo la jurisdicción del TIP, un argumento que los jueces del mismo han rechazado.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, mostró su irritación por la decisión de los jueces del TPI y dijo que ella obedecía a “cínicas razones políticas”.

Él dijo que los miembros del comando israelí que asaltó el barco, donde viajaban activistas pacíficos, habían actuado “en autodefensa” y que el asalto buscaba mantener el bloqueo contra la Franja de Gaza.

Además de los nueve muertos, otros 50 activistas que viajaban a bordo del navío resultaron heridos.

La investigación del incidente podría dar lugar a peticiones internacionales de captura contra varios responsables políticos y militares israelíes por la comisión de crímenes de guerra.

FUENTE AL MANAR