Tras culpar a los votantes por la debacle económica, Macri lanza medidas en busca de votos.

¿Medidas populistas?

Desesperado por el aplastante resultado electoral adverso en las últimas elecciones en Argentina, Macri ensayó un “mea culpa” y lanzó medidas destinadas a recuperar votos.

Tras culpar a los votantes por la debacle económica, Macri lanza medidas en busca de votos.

“Quiero pedirles disculpas por lo que dije en la conferencia del lunes. Estaba muy afectado, sin dormir, y triste por las consecuencias de estas elecciones en la economía”, fue la frase con la que el presidente Mauricio Macri inició el anuncio de las medidas económicas destinadas calmar las revolucionadas aguas post electorales y a aliviar a los sectores más perjudicados por el contexto actual.

Con un tono discursivo muy diferente al de este lunes crítico, en el que mostró una postura intolerante sobre el nuevo panorama electoral que lo deja en clara desventaja, este miércoles se refirió nuevamente al resultado de la votación de las PASO: “Quiero que sepan que los entendí. Entiendo a los argentinos que votaron por otras alternativas. Que eso haya sucedido es pura responsabilidad mía y de mi equipo. Sintieron que durante este tiempo les pedí mucho, como trepar el Aconcagua. Llegar a fin de mes se convirtió en una tarea imposible para muchas familias que tuvieron que recortar sus gastos y ya no saben en qué más recortar”.

En un intento de autocrítica, el jefe de Estado dijo: “Soy consciente de que el día a día fue una experiencia agotadora para muchos”, y recalcó que aunque “hace tres años y medio me eligieron para cambiar nuestro país en serio, ese camino nunca estuvo exento de errores. Pero mi intención es construir de modo sano y verdadero”.

Posteriormente, Macri anunció las siguientes medidas económicas, que sin duda pueden catalogarse de emergencia, dado que son a corto plazo, lo cual sigue dejando un interrogante abierto a partir del 10 de diciembre.

Por un lado, habrá cambios en el Impuesto a las Ganancias: los afectados percibirán 2 mil pesos más por mes hasta fin de año. Asimismo, habrá mejoras para los trabajadores formales, informales, estatales y privados.

Los empleados estatales nacionales, de las Fuerzas Armadas y de seguridad recibirán un bono extra de 5 mil pesos a fin de mes.

En tanto, el precio de los combustibles se congelará por 90 días para evitar el impacto de la inflación en este rubro.

En septiembre y octubre, quienes perciben la Asignación Universal por Hijo contarán con 1.000 pesos más por cada uno.

Si bien no se precisó el piso, el presidente anunció que se aumentará el salario mínimo, vital y móvil, y también la beca PROGRESAR en un 40 por ciento para los estudiantes que buscan seguir capacitándose.

En cuanto a las pymes, se les permitirá pagar en 10 años sus obligaciones con la AFIP. El beneficio también incluye a los autónomos.

Sin embargo, el mandatario nacional no se refirió a los jubilados ni a temas clave de la salud, como el precio de los medicamentos, que tanto afecta a los sectores más vulnerables de la población. Tampoco hizo mención a los créditos UVA, que tienen en situación límite a miles de familias.

“Las medidas que tomé son porque los escuché. Ecuché lo que quisieron decirme el domingo”, aseguró Macri, y aclaró que los trabajadores, las familias y las pymes van a estar más aliviadas.

Por otro lado, el presidente se mostró abierto a conversar con otros actores políticos, porque esto no debe ser “una pelea de enemigos”. Y recalcó: “Estoy acá para seguir dando pelea por ese futuro que todos los merecemos”.

Agencia Nova

fuente annurtv