Tras fin de apoyo militar saudí, El Líbano recurre a Irán

  • El ministro de Defensa de El Líbano, Samir Moqbel (iza.), junto con su homólogo iraní, el general de brigada Husein Dehqan.

    El ministro de Defensa de El Líbano, Samir Moqbel (iza.), junto con su homólogo iraní, el general de brigada Husein Dehqan.

El Líbano, tras el fin de los apoyos militares de Arabia Saudí, espera que Irán vuelva a ofrecerle ayuda militar, ha anunciado este viernes un alto mando libanés.

El ministro de Defensa de El Líbano, Samir Moqbel, ha expresado su esperanza de que Irán vuelva a proponerle a Beirut la oferta hecha anteriormente para el envío de varios equipos militares modernos a ese país, ha informado la televisión libanesa Al-Mayadeen.

Sobre el cese del apoyo militar saudí valorado en cerca de 3000 millones de dólares, Moqbel ha asegurado que el Gobierno libanés sabía de antemano de la decisión tomada por parte de Riad, razón por la que había comenzado a reorganizar su presupuesto defensivo.

Moqbel ha reiterado que la decisión de Arabia Saudí no tendrá un gran impacto sobre la capacidad defensiva de las fuerzas libanesas, ya que el Ejército libanés tiene suficiente poderío para defender la totalidad del país.

Además, ha insistido, las Fuerzas Armadas libanesas podrán llevar a cabo ataques y operaciones antiterroristas contra grupos extremistas que operan en su territorio sin el apoyo de ninguna nación.

Unidades de artillería del Ejército libanés.

 

En octubre de 2014, Irán había anunciado su disposición para facilitarle a El Líbano un paquete de ayuda que incluía varios equipos militares sofisticados, pero las autoridades libanesas, presionadas por EE.UU. y Arabia Saudí, optaron por no aceptar la oferta de Teherán.

En el paquete de Irán había varias decenas de unidades de artillería, tanques T-62 modernizados, cámaras de visión nocturna y sistemas de defensa aérea portátiles (MANPAD, por sus siglas en inglés), entre otros.

Hoy viernes, Riad ha dado a conocer que suspenderá su apoyo militar a El Líbano y ha atribuido este hecho a las posturas de Beirut, en especial tras el asalto a la embajada saudí en Irán.

A pesar de que el presidente iraní, Hasan Rohani, ha condenado los incidentes en las legaciones saudíes en Teherán, capital persa, y Mashad, sita en el noreste de Irán, en protestas por la ejecución en Arabia Saudí del prominente sheij chií Nimr Baqer al-Nimr, el pasado 2 de enero, el ministro saudí de Exteriores, Adel al-Yubeir, anunció, el pasado 3 de enero, la ruptura de todas las relaciones diplomáticas (y más tarde comerciales) con Irán y presionó a otros países árabes a hacer lo mismo.

hgn/ctl/rba