Trump elige como asesor a un terco partidario de invasión de Irak

  • El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), James Woolsey, en una reunión de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, en inglés) en Washington, 12 febrero de 2011.

    El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), James Woolsey, en una reunión de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, en inglés) en Washington, 12 febrero de 2011.

James Woolsey que dirigió la CIA durante el Gobierno de Bill Clinton durante dos años, se unió a la campaña de Donald Trump como asesor de la seguridad nacional.

Acorde con la información de la agencia británica de noticias Reuters, la campaña electoral del candidato republicano a las elecciones presidenciales de EE.UU. de este año, Donald Trump emitió el lunes un comunicado en el que asignó a un exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) como su nuevo asesor.

“James Woolsey fue uno de los tercos partidarios de la agresión occidental a Irak, liderada por Washington, recurriendo al falso reclamo de que el exmandatario del país árabe (Saddam Husein) poseía armas prohibidas”, añade la fuente.

Hillary Clinton, como secretaria de Estado ha demostrado una completa falta de información e incapacidad para liderar la agencia a su cargo de tal manera que mantenga su misión y seguridad”, dijo el exdirector de la CIA, James Woolsey.

Por medio de dicho comunicado, Woolsey manifestó su firme apoyo al plan desarrollado por Trump para gastar más en el Ejército.

Woolsey como un crítico de las políticas de la candidata demócrata a la presidencia dijo:“Hillary Clinton, como secretaria de Estado ha demostrado una completa falta de información e incapacidad para liderar la agencia a su cargo de tal manera que mantenga su misión y seguridad”.

 

La designación de Woolsey como asesor de la campaña de Donald Trump surge en medio de anuncios de ambas campañas sobre el respaldo que reciben de diferentes figuras relacionadas con la seguridad nacional.

A pocas semanas de las elecciones presidenciales de EE.UU. de este año, la mayoría de los estadounidenses se sienten decepcionados debido a que están obligados a elegir entre dos candidatos a los que consideran deshonestos y hasta peligrosos.

Una reciente encuesta llevada a cabo por la agencia británica de noticias Reuters demostró que una gran parte de la población estadounidense no votará ni por Trump, ni por Clinton.

Otro sondeo publicado el 2 de septiembre demostró que el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, logró un empate técnico con su rival demócrata, Hillary Clinton.

mnz/rha/rba