Un millón y medio de musulmanes votarán en las elecciones de Estados Unidos

Un millón y medio de musulmanes votarán en las elecciones de Estados Unidos

 

AIN.- De los cerca de 3,5 millones de habitantes de Estados Unidos que se declaran musulmanes (1% de la población), 1,5 pueden votar e incluso ser determinantes en el destino del país por su concentración en los estados claves como Pensilvania, Wisconsin, Florida, Michigan o Iowa.

Hoy, el efecto Trump ha producido una gran brecha entre la comunidad musulmana y el Partido Republicano. La crisis económica y de salud pública, que ha enviado millones de personas a la miseria absoluta, y la incapacidad del presidente para gestionar las catástrofes climáticas que arrancan sus casas de cuajo, arrebata el voto de estos sectores al presidente. Como reacción, su equipo ha lanzado la campaña Voces musulmanas para Trump.

Biden ha designado a Faiz Shakir, un pakistaní estadounidense como su director de campaña Muslims for Biden Voter Mobilization Strategy y tiene una página dedicada a su «agenda para las comunidades musulmanas estadounidenses». Promete rescindir la prohibición de viajar a los musulmanes el «día uno» de su mandato, según informó el portal español, Publico.es

Durante la última década, el porcentaje de los votantes republicanos musulmanes ha sido estable (13%), mientras que el voto a los demócratas ha crecido y en 2018 se situó en 64%.

Los musulmanes nacidos en Estados Unidos son votantes demócratas, mientras que los inmigrantes, -conservadores y de clases media y alta-, se inclinan más hacía los republicanos, afirma Zahid Bukhari, director ejecutivo del Centro para el islam y las Políticas Públicas. Situación que cambió tras el gobierno de George Bush.

En su voto real influyen, por orden de prioridades: la economía, los derechos civiles, la seguridad nacional (las leyes antiterroristas que les persiguen como colectivo), las políticas de salud, inmigración, educación, y también la política exterior del candidato debido a los lazos personales y religiosos que mantienen con las áreas en guerra. .

Fuente: AIN