Un tercio de los refugiados fallecidos en el Mediterráneo eran niños. 

La mayoría de los menores que han fallecido este año provenían de Siria, Afganistán e Irak.
Un 20 por ciento de los 870.000 emigrantes que han llegado en 2015 por vía marítima a la UE para pedir asilo son menores que viajan solos desde países en guerra como Siria, Afganistán o Iraq. Así se recoge en los datos facilitados este martes por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
De acuerdo con la OIM el número de niños emigrantes va en aumento y representa actualmente el 25% de las entradas registradas a través de las fronteras de Grecia, Turquía y el sector occidental de los Balcanes. Mientras, en Italia, suponen un total del 10% de las llegadas.
Tanto la OIM como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), advierten que los niños son los emigrantes que corren el mayor peligro y son los más vulnerables a la enfermedad, el maltrato, la violencia la explotación o al tráfico de seres humanos. Muchos de ellos no llegan nunca a su destino ya que se calcula que el 30% mueren durante el trayecto.
Unicef precisó que corren un grave peligro en su camino hacia Europa ya que separados de sus familias, de manera temporal o definitiva carecen de recursos y necesitan, a veces, de cuidados especiales tanto físicos, hay menores discapacitados, como sicológicos.

Casi 900.000 llegadas

En el mes de octubre, más de noventa niños fallecieron en su camino hacia Grecia y durante la semana pasada nueve de cada doce muertos contabilizados eran menores. Entre enero y septiembre de 2015, los niños representaban cerca de un tercio del total de los demandantes de asilo de la UE, número de aplicaciones que supera con creces las cifras de 2014, indicó la OIM.
Por su parte la OIM informó que, a día de hoy, el número total de migrantes que han llegado por mar a la UE es de 878.495 personas y que el número de muertos en lo que va de año se eleva a 3.563. Los que entran por las fronteras de Grecia lo hacen desde Siria, Afganistán, Iraq, Pakistán e Irán. A Italia vienen los migrantes de Eritrea, Nigeria, Somalia, Sudán y Siria.
Efe / Ginebra
Varios niños refugiados muestran carteles pidiendo ayuda