Unicef: 6 millones de niños mueren anualmente por extrema pobreza

  • Unos niños mexicanos, afectados por la pobreza.

    Unos niños mexicanos, afectados por la pobreza.

El Unicef ha alertado este martes de que casi seis millones de niños mueren anualmente antes de los cinco años, debido a su situación de extrema pobreza.

«Progreso para la infancia: más allá de los promedios» es el nombre completo de este informe publicado por el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que también señala que 289.000 mujeres pierden la vida todos los años durante el parto y 58 millones de niños y niñas no están matriculados en la escuela primaria.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible representan una oportunidad para aplicar las lecciones que hemos aprendido y llegar a los niños más necesitados. Esperemos no tener que avergonzarnos por no haberlo hecho», sostiene el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

 

Estas terribles cifras suponen, no obstante, una mejora respecto a 1990, pues el informe concluye que la mortalidad entre los niños menores de 5 años se redujo más de un 50 %, pasando de 90 a 43 por cada 1000 nacidos vivos, y la mortalidad materna se redujo un 45 %.

En este tiempo, alrededor de 2600 millones de personas obtuvieron acceso a fuentes mejoradas de agua potable y el peso inferior al normal y la malnutrición crónica entre los niños menores de 5 años disminuyeron un 42 % y un 41 %, respectivamente.

El Sudeste asiático fue la zona que más redujo la mortalidad infantil (un 75 %) y la región de Latinoamérica y Caribe también se situó por encima de la media, con un 55 % de descenso respecto a 1990.

«Los ODM ayudaron a que el mundo consiguiera extraordinarios avances en favor de los niños, pero también nos mostraron a cuántos estamos dejando marginados», ha declarado el director ejecutivo del Unicef, Anthony Lake.

Un pobre africano pide ayuda a un ciudadano. 

 

Con vistas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible que ahora afronta la comunidad internacional, desde Unicef piden que los niños más desfavorecidos ocupen el lugar central de los nuevos objetivos y metas.

«Los Objetivos de Desarrollo Sostenible representan una oportunidad para aplicar las lecciones que hemos aprendido y llegar a los niños más necesitados. Esperemos no tener que avergonzarnos por no haberlo hecho», ha sostenido Lake.

Igualmente, en 2030, 119 millones de niños seguirán sufriendo de malnutrición crónica y 500 millones de personas seguirán defecando al aire libre, con los graves riesgos para la salud infantil que esta práctica conlleva.

Asimismo, consideran que todavía quedan casi 100 años para que todas las niñas del África subsahariana terminen su educación secundaria básica.

Los ODM fueron ocho propósitos fijados en el año 2000 y firmados por los 189 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas para ser cumplidos en el año 2015.

myd/nii/