Unicef: Sida mató cada hora a 13 menores de edad en 2018

  • Más de 13 niños y adolescentes mueren cada hora por Sida.
En 2018, la terrible enfermedad del Sida mató cada hora a 13 niños y adolescentes en el mundo, alerta el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En un nuevo informe publicado este martes, Unicef ha revelado que el año pasado unos 320 niños y adolescentes murieron cada día por causas relacionadas con el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), es decir, 13 cada hora.

De acuerdo con los datos de Unicef, en 2018 alrededor de 160 000 niños de 0 a 9 años contrajeron el VIH, con lo que la cifra global asciende a 1,1 millones de niños afectados. El embarazo o el parto fueron la vía de transmisión para 89 000 niños menores de cinco años. 76 000 se infectaron durante la lactancia. El VIH afectó a más a mujeres que a hombres: 140 000 adolescentes mujeres contrajeron el virus, frente a 50 000 adolescentes varones.

La causa principal de estas muertes fue el bajo índice de acceso a un tratamiento antirretroviral, así como las escasas tareas de prevención: el año pasado solo el 54 % de los niños de 0 a 14 años que tenían VIH recibieron esta terapia.

El coste de fallar en las pruebas y tratamiento de los niños en riesgo de contraer VIH se mide en las vidas y en el futuro de los niños. Es un coste que la sociedad no puede permitirse. Es necesario actuar contra el VIH para lograr una financiación y equipamiento integrales que permitan preservar, proteger y mejorar la calidad de vida de los niños en su primera y segunda década”, ha señalado la directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Henrietta Fore.

 

Los datos muestran profundas desigualdades a nivel regional cuando se trata del acceso a un tratamiento por parte de los niños afectados. Este acceso es alto en Asia Meridional (91%), seguido de Oriente Medio y África del Norte (73%), África del Este y del Sur (61%), Asia Oriental y Pacífico (61%), América Latina y Caribe (46%) y África Central y del Oeste (28%).

“El coste de fallar en las pruebas y tratamiento de los niños en riesgo de contraer VIH se mide en las vidas y en el futuro de los niños. Es un coste que la sociedad no puede permitirse. Es necesario actuar contra el VIH para lograr una financiación y equipamiento integrales que permitan preservar, proteger y mejorar la calidad de vida de los niños en su primera y segunda década”, ha señalado la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

ask/anz/nlr/rba