Unidad, Una Joya en la Mano de los Musulmanes

Dios creó diferentes seres, como los ángeles, humanos, animales, plantas, montañas y mares.

Unidad, Una Joya en la Mano de los Musulmanes

Creó al hombre diferente a otras criaturas. Algunas criaturas como los ángeles no tienen el poder de hacer el mal y algunas otras como los animales, no tienen poder del intelecto.

El hombre tiene tanto el poder de hacer el mal, como el poder de la razón y del conocimiento entre el bien y el mal.

Dios creó al hombre sobre la base de la naturaleza divina. Es decir, es inherente a los seres humanos buscar la bondad y la perfección, y de igual manera, escapan de los males y odian las deficiencias.

Basado en su naturaleza divina, el ser humano considera la opresión de los derechos de los demás, la mentira, la infidelidad, el robo, el saqueo y la ayuda al opresor como maldad e imperfección.

Y según la naturaleza divina, considera que la justicia social, ayudar a sus semejantes, la honestidad y la lucha contra los males, y contra los opresores es un bien y una perfección.

Usted puede preguntar, si los humanos entienden el bien y el mal, entonces… ¿Para qué necesitamos profetas? En respuesta a esta pregunta se puede decir que los seres humanos buscan a personas justas y que luchan para desterrar la opresión, con afán de perfeccionar la sociedad, pero esto no es suficiente para obtener la salvación y la felicidad. Para esto, el ser humano debe discernir entre lo bueno y lo malo.

Para alcanzar el camino de la salvación, el hombre debe tener un modelo, para experimentarlas a través de las acciones.

Los profetas también mostraron los caminos de la salvación del hombre y le enseñaron lo bueno y lo malo; por otro lado, fueron también un modelo práctico.

En conclusión, los seres humanos, de acuerdo a la guía de su naturaleza divina y la guía de los profetas, siempre han luchado contra el opresor a lo largo de la historia y han amado la justicia y la defensa de los oprimidos.

Todos los seres humanos tienen derecho a la vida.

Los seres humanos tienen derecho a la felicidad y a elegir la salvación.

La unidad del ser humano en la naturaleza divina, busca la justicia y lucha contra la opresión.

SegundoPaso