UNIÓN EUROPEA: La UE promete apurar medidas para enfrentar la crisis de refugiados

Los ministros del Interior prometieron acelerar la puesta en marcha de medidas, en una cumbre en la que fueron exhortados a evitar una catástrofe humanitaria ahora que se acerca y el invierno y los migrantes enfrentan temperaturas más bajas.
La reunión extraordinaria en Bruselas llegó antes de una cumbre especial que se celebrará el próximo miércoles en Malta centrada en la situación en Libia, el punto de partida más importante de los migrantes hacia Europa después de la ruta que va de Turquía a los Balcanes y de ahí al norte del Viejo Continente.

Los estados de la UE han recibido críticas de la Comisión Europea (CE), el Ejecutivo del bloque, por demorar la implementación de medidas como el refuerzo de las fronteras, la creación de centros de procesamiento de solicitudes de asilo y la reubicación de refugiados desde países desbordados, como Grecia e Italia.

Pero los ministros del Interior de las 28 naciones que integran la UE prometieron hoy mayor celeridad en todos esos frentes, así como apurar la construcción de refugios a lo largo de la ruta de los Balcanes desde Grecia, adonde los migrantes desembarcan tras hacer la peligrosa travesía marítima desde Turquía.

“La Unión Europea tiene que hacer todo lo que pueda para evitar una catástrofe humanitaria ya que el invierno se aproxima”, dijo el ministro de Inmigración de Luxemburgo, Jean Asselborn, en la conferencia de prensa de clausura de la cumbre.

“Tenemos que tratar de salvar gente en el mar…y no podemos permitir que la gente se muera de frío en los Balcanes”, agregó Asselborn, que actuó como anfitrión del encuentro puesto que su país ejerce la presidencia pro témpore de la UE, informó la agencia de noticias DPA.

En mayo pasado, la CE propuso un plan de múltiples medidas para afrontar la crisis, la mayor de su tipo desde la Segunda Guerra Mundial, luego de que casi 800 migrantes se ahogaran en el Mediterráneo al naufragar una embarcación que había salido de Libia.

La crisis se agravó en el verano del Hemisferio Norte cuando cientos de miles de personas, la mayoría escapando de guerras o persecución o del hambre en Siria, Irak o Afganistán, llegaron a Grecia y los Balcanes desde Turquía.

Más de 3.000 migrantes se ahogaron de entre los casi 800.000 que alcanzaron Europa en lo que va del año.

Sin embargo, los estados de la UE han estado discutiendo desde hace meses una solución conjunta, y en particular se han enfrentado por un plan para reubicar a 160.000 demandantes de asilo desde los países más afectados por el aluvión a otros dentro del bloque.

La UE aprobó finalmente el esquema de distribución de los refugiados el mes pasado, pese a la oposición de Hungría y de otros países.

Sin embargo, sólo 147 refugiados han sido reubicados desde Italia o Grecia hacia países como Suecia o Luxemburgo, dijo Asselborn.

Hoy, los ministros acordaron “que todos los estados miembros participantes acelerarán el proceso de reubicación”, según el comunicado final de la cumbre.

Los Veintiocho aceptaron además comunicar “preferiblemente antes del próximo 16 de noviembre” sus capacidades inmediatas de recepción de refugiados, al tiempo que Grecia e Italia prometieron una “aceleración sustancial” del proceso de identificación y toma de huellas dactilares de los demandantes de asilo.

Los ministros apoyaron además estudiar la creación de centros de procesamiento de solicitudes de asilo en países de tránsito, como los de la ruta de los Balcanes.

También recordaron que la legislación comunitaria permite tomar medidas coercitivas como la retención temporal de aquellas personas que se nieguen a cooperar con las autoridades que intentan identificarles.

Uno de los principales problemas que están encontrando los países de entrada a la UE como Grecia e Italia es que los demandantes de asilo se niegan a que les tomen las huellas dactilares y les identifiquen por miedo a que eso les impida llegar al país comunitario que quieren, que suele ser Alemania o Suecia.

Según las normas europeas tanto inmigrantes irregulares como demandantes de asilo pueden ser ingresados en centros de retención durante un periodo de seis meses ampliable hasta un máximo de 18 meses, una decisión que depende de los gobierno nacionales.

Los ministros de Interior, que volverán a reunirse el próximo 4 de diciembre, acordaron también crear un centro de coordinación que aumente las capacidades de lucha contra las mafias que trafican con las personas.
Telám
http://www.ehui.com/wp-content/uploads/2015/09/La-UE-urge-a-pa%C3%ADses-miembros-a-acoger-a-120-mil-refugiados-620x350.jpg