VENEZUELA: Nuevas leyes económicas serán pilares del desarrollo social en 2016

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, firmó este miércoles cinco leyes vía habilitante, que permitirán impulsar el desarrollo económico de la nación, y asegurar los recursos para continuar los programas de inclusión social en Venezuela.
Durante el acto de entrega del hogar un millón, edificado por la Gran Misión Vivienda Venezuela (Gmvv), el jefe de Estado señaló que ante la caída de 70% del precio del petróleo — principal fuente de ingreso del país— el Gobierno Bolivariano ha estudiado conscientemente, en conjunto con el pueblo organizado,  las perspectivas para el próximo año, así como las acciones que permitan generar nuevas fuentes de dividas y recursos para la nación.
“Hay que se previsivos frente a los escenarios, pensar para el pueblo, escuchar las propuestas de acciones y decisiones que permitan blindar nuestra economía y prepararnos para el 2016″, dijo en transmisión de Venezolana de Televisión desde el urbanismo Antonio Ricaurte, ubicado en la parroquia Caña de Azúcar, municipio Mario Briceño Iragorry, del estado Aragua.
Indicó que los cinco instrumentos legales “permitirán asegurar los bolívares y las divisas convertibles en dólares que se requieren para impulsar el desarrollo de la economía en el 2016 “.
“Los bolívares para asegurar la riqueza nacional, y las divisas para importar lo que es necesario importar para impulsar el desarrollo nacional”, explicó.
Eliminación de privilegios a grandes contribuyentes
 
En primer lugar, el Presidente firmó la reforma parcial a la Ley sobre del Impuesto Sobre la Renta (ISLR), que elimina los privilegios que tenían los contribuyentes de gran capital al momento de pagar sus impuestos.
“Esta reforma no está dirigida a personas naturales, ni a las personas jurídicas que no tienen gran capital. Va dirigida al gran capital, un universo de 3.000 contribuyentes, que deben aportar cada vez más”, enfatizó.
El jefe de Estado informó que con esta acción, contemplada en el Decreto Presidencial número 2.163, también se elimina la posibilidad de evasión fiscal por parte de estos grandes contribuyentes.
“Muchos de estos grupos son los que pagan menos impuestos en el país, y se valen de veriocuetos, pero (ahora) deberán pagar lo que les corresponde, y así poder impulsar los planes sociales del pueblo, para la educación, para la vivienda de nuestro pueblo”, manifestó.
Asimismo, el Presidente Maduro anunció la eliminación del ajuste por inflación que utilizaban algunos contribuyentes de gran capital, ya que que se había constituido en un mecanismo de disminución injustificada para el pago de impuestos.
“En vez de pagar el 34% que le correspondía terminaban pagando sólo un 1%”, reveló.
No obstante, el Mandatario nacional indicó que se incrementará la alícuota máxima que cancelan los sectores de gran capital de 34% a 40%, para garantizar un mayor nivel de los ingresos líquidos que puedan ser invertidos en el desarrollo social de la nación.
Impuesto para transacciones de los grandes capitales
El Presidente también aprobó la reforma a la Ley de impuesto a las grandes transacciones financieras que establece un impuesto de 0,75% a los altos contribuyentes.
El presidente Maduro explicó que por cada transacción financiera, los grandes capitales deberán pagar un impuesto de 0,75% que permitirá captar nuevos recursos para la inversión social, en un escenario de baja de 70% de los precios del petróleo y de guerra económica propiciada por sectores del comercio y la industria que especulan con los precios de productos de consumo masivo.
Indicó que en Venezuela existen 3.000 grandes contribuyentes que manejan “una masa de capital gigantesca y que inclusive en esta etapa de guerra económica han incrementado su capital entre 300 y 400%”, señaló.
 
Prohibida fijación de precios a dólar especulativo
Para asegurar el ingreso de las familias venezolanas frente a las acciones especulativas, el presidente de la República, aprobó e el decreto 2.164, con rango, valor y fuerza de ley que, en primer lugar, prohíbe utilizar la tasa de dólar especulativo para fijar precios de los productos, bienes y servicios en todo el país.
El Jefe de Estado pidió el apoyo del poder popular para acabar “con la onda especulativa y criminal en la que se basan (las empresas y comercios) para la fijación de precios de manera arbitraria e ilegal, con tipo de cambio no oficiales, respondiendo a los planes diseñados desde Estados Unidos como mecanismo clave de la guerra económica”.
El decreto 2.164, aprobado vía Habilitante por el Mandatario nacional, también establece la creación de un certificado de producción como nuevo mecanismo para la obtención de divisas de la República.
Esto se traduce en la sustitución del antiguo mecanismo de certificado de no producción para la obtención de dólares a través de los distintos sistemas cambiarios legales y oficiales del país.
“Para las empresas con capacidad de producción, el Estado autorizará un porcentaje para que la empresa reciba dólares de la República, y otro porcentaje se autoriza para que lo exporte, y así se convierta en riqueza para el país”, explicó Maduro.
Desarrollo petroquímico
El Jefe de Estado también aprobó la reforma de la Ley Orgánica para el desarrollo de la actividad petroquímica con el propósito de afianzar la industria en el país y promover “la exportación a los mercados de Suramérica, Centroamérica, el Caribe, Estados Unidos, China”.
“Este es un conjunto de acciones que estoy articulando frente a estos duros y complejos años que vienen, pero necesarios para una economía con capacidad propia en función del trabajo, del desarrollo, de la expansión”, indicó Maduro, al resaltar que uno de los aspectos medulares de la reforma es que el Estado “se reserva el 50 % de las fases estratégicas de inversión” pero permite “una apertura necesaria, bajo condiciones muy claras, para aceptar asociación, alianzas, inversiones extranjeras”.
El objetivo de esta apertura es que los empresarios extranjeros traigan divisas al país, transfieran tecnología y sea posible diversificar el mercado de los productos petroquímicos elaborados en Venezuela.
Impulso a la minería
El quinto instrumento legal que firmó el Presidente este miércoles para sustentar el desarrollo económico nacional, es la Ley para el
Desarrollo Productivo Minero 2016-2018 que reserva al Estado las actividades de exploración y explotación del oro y demás minerales estratégicos.
Al estampar su firma en el documento, indicó que esta Ley permitirá organizar la minería “para ir reduciendo los espacios de la minería ilegal y darle trabajo a los artesanos venezolanos”.
Asimismo, señaló que establece condiciones para crear empresas mixtas donde el Estado siempre tendrá una mayoría accionaria de al menos 55%, con el objetivo de atraer el capital internacional y fortalecer el ingreso de divisas a la nación a través de la actividad minera.
 
Contraofensiva económica
Durante el acto de este miércoles , el Jefe de Estado resaltó que el conjunto de leyes aprobadas vía Habilitante se enmarcan en las estrategias que serán ejecutadas por el nuevo Estado Mayor Económico de cara al venidero 2016.
Recalcó que la nueva mayoría parlamentaria de derecha, que asumirá funciones el próximo 5 de enero, se opondrá a la aprobación de recursos e instrumentos jurídicos que protegen los derechos del pueblo.
Ante este panorama, instó a los hombres y mujeres patriotas a mantener la moral revolucionaria intacta para defender las conquistas sociales alcanzadas durante el proceso socialista que se construye en Venezuela desde 1999.
“Cada vez que la Asamblea burguesa no apruebe un proyecto de ley, yo no me voy a rendir y saldré a la calle a batallar. Que nadie se rinda ante la Asamblea burguesa. Que la moral chavista se mantenga intacta”, llamó.
AVN
http://www.avn.info.ve/sites/default/files/imagecache/nodo-imagen-principal-centro/fotografia/201512/009_fb_1686_1451527979.jpg