Vizcarra regresará al país para jurar como presidente de Perú

  • El vicepresidente de Perú, Martin Vizcarra, en un acto, 14 de febrero de 2018.

    El vicepresidente de Perú, Martin Vizcarra, en un acto, 14 de febrero de 2018.

El vicepresidente de Perú, Martín Vizcara, asume la responsabilidad del país sudamericano después de que el presidente, Pedro Pablo Kuczynski (PPK) renunciara el miércoles a través de una carta dirigida al Congreso tras la publicación de unos vídeos por la bancada opositora Fuerza Popular.

Vizcarra afirmó en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter que volverá a Perú para ponerse a disposición de los asuntos del país.

“Estoy indignado por la situación actual, como la mayoría de los peruanos. Pero tengo convicción que juntos demostraremos una vez más que podemos salir adelante”, así declaró Martín Vizcarra.

El presidente del Congreso de Perú, Luis Galarreta, anunció que Vizcarra arribará a Lima (capital peruana), el viernes, porque en este día el Congreso votará la renuncia de PPK y para evitar un vacío de poder inmediatamente tomará el juramento al vicepresidente de este país.

Estoy indignado por la situación actual, como la mayoría de los peruanos. Pero tengo convicción que juntos demostraremos una vez más que podemos salir adelante”, así declaró el vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra.

 

Además, Galarreta presentó en la misma jornda del miércoles una denuncia ante el fiscal de la nación, contra los funcionarios, ministros y legisladores, quienes fueron filmados mientras ofrecían obras y otros beneficios a un congresista, a cambio de su voto en contra de la destitución de Kuczynski.

Los legisladores de la oposición se han quejado de que el mandatario peruano, no ha reconocido ninguna responsabilidad en la conducta de sus aliados políticos, encabezados por Kenji Fujimori, hijo del expresidente Alberto Fujomori(1990-2000) y varios funcionarios grabados por el legislador de Fuerza Popular Moises Mamani.

En diciembre de 2017, Kuczynski se salvó de un impeachment (proceso de destitución) en el Congreso, al no lograr la oposición los 87 votos necesarios para declarar la vacancia del cargo del jefe de Estado peruano, gracias al apoyo de un sector fujimorista, mientras que el dignatario peruano enfrentaba una impopularidad en aumento y la indignación social en las calles por sus programas de gobierno.

fgh/ktg/mkh