Will Smith contó que fue víctíma del racismo de la policía de Filadelfia

El actor develó que fue detenido «en más de diez ocasiones» por su aspecto

 

Imagen: AFP

Will Smith reveló recientemente detalles sobre distintas situaciones racistas que sufrió de parte de la policía de Filadelfia, Estados Unidos, en el marco de las protestas que continúan multiplicándose en este país por el asesinato de George Floyd el pasado mes de mayo.

“Estamos en una circunstancia en la que nunca antes hemos estado, el mundo entero se ha levantado y le ha dicho a los afroamericanos: ‘Los vemos, los escuchamos, cómo podemos ayudarlos?’ Nunca hemos estado en ese lugar”, señaló Will Smith en el programa On One With Angela Rye.

Luego, contó que creció en Filadelfia bajo la alcaldía de Frank Rizzo, quien antes había sido jefe de la policía y, según la estrella de Hollywood, “tenía una mano de hierro”.

“Los policías me llamaron ‘nigger’ (insulto racista) en más de diez ocasiones… Me detuvieron con frecuencia, así que entiendo cómo es estar en esas circunstancias con la policía, sintiendo como si hubieses sido ocupado, es una fuerza de ocupación”, expresó Smith.

A su vez, recordó que cuando iba a una escuela católica en los suburbios “los niños blancos estaban felices cuando aparecía la policía, mientras que mi corazón siempre empezaba a latir con fuerza”.

“Las personas que no crecen en esa situación, simplemente no pueden comprenderla. No puedes simplemente comprender lo que se siente vivir en un territorio ocupado”, concluyó sobre su historia

Smith, quien apoya al movimiento Black Lives Matter desde sus redes sociales, animó además a los activistas a protestar de manera “pacífica”. “Las protestas poderosas son un espejo de la imagen demoníaca de tu opresor. Lo más quieto que puedas estar en tus protestas pacíficas, el espejo es más grande para el opresor, para que el mundo lo vea y para que ellos se vean a su mismos”, sentenció. En su opinión, el enfado de quienes protestan “está justificado bajo opresión” pero advirtió que “se debe ser cuidadoso en no dejarse consumir por la propia rabia”.

fuente pagina 12