Yemen: Enviado especial de la ONU renunciará tras el  fracaso de encontrar una solucion politica al conflicto

Imágenes integradas 1
La ONU informó que 
su enviado especial para Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, dejará el cargo para el final de su mandato el próximo mes, luego de que fracasara repetidamente en sus intentos de negociar una solución diplomática al conflicto en el estado árabe.El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, hizo este anuncio el lunes y dijo que el secretario general del organismo mundial, Antonio Guterres, busca designar rápidamente a un nuevo mediador.

“En este momento, sus pensamientos priorizan al pueblo yemení que está agotado por este conflicto y está soportando una de las crisis humanitarias más devastadoras del mundo”, dijo Dujarric.

“El enviado especial sigue comprometido a buscar a través de la diplomacia el fin de la violencia y una solución política que satisfaga las aspiraciones legítimas del pueblo yemení, hasta que se nombre un sucesor”, agregó.

Mientras tanto, Al Arabiya citó el martes a “fuentes en Nueva York” diciendo que la ONU había designado al británico Martin Griffiths como el reemplazo de Cheikh Ahmed.

Griffiths se ha desempeñado como el ex jefe adjunto de la Misión de Supervisión de la ONU en Siria (UNSMIS), en el puesto de asistente del secretario general y el adjunto del Coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU en Nueva York.

Cheikh Ahmed, un diplomático mauritano, fue nombrado para el cargo en abril de 2015, un mes después de que Arabia Saudita y sus aliados intervinieron en el conflicto yemení en marzo de 2015 al lanzar una guerra de agresión militar contra el país más empobrecido del mundo árabe a favor del gobierno renunciante de Hadi, un estrecho aliado de Riad.

La ofensiva, que hasta ahora ha matado a unas 13.600 personas, tiene como objetivo aplastar el movimiento popular yemení Houthi Ansarullah, que ha estado conduciendo los asuntos de estado en Sana’a ante la ausencia de una administración efectiva.

Los múltiples intentos de Cheikh Ahmed de permitir la reconciliación entre los bandos enfrentados en Yemen han fracasado en medio de los ataques aéreos y terrestres de la coalición liderada por Arabia Saudita, así como el apoyo de Riad a los militantes leales al antiguo gobierno que opera en el terreno contra los combatientes Houthi y las fuerzas aliadas.

La última ronda de conversaciones de paz entre las partes en conflicto de Yemen colapsó en 2016.

Junto con el mandato de Cheikh Ahmed, la ONU y los principales grupos de derechos humanos han condenado repetidamente la sangrienta guerra de agresión liderada por Arabia Saudita contra Yemen, que también cuenta con el fuerte apoyo de los EE.UU. y el Reino Unido.

ptv / pi